recuperador

Las empresas de ventilación ofrecen diferentes opciones a la hora de instalar un recuperador de calor en viviendas existentes. La principal ventaja de un recuperador es que reduce de manera considerable el consumo energético de las viviendas. Analizemos más en profundidad las características de este componente crucial de los sistemas de ventilación de los edificios.

 

¿Cuál es el objetivo de un recuperador de calor?

De acuerdo con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE, 2007), en su registro de documentos reconocidos con carácter público e informativo Ahorro y recuperación de energía en instalaciones de climatización, “los recuperadores de calor del aire de extracción en los sistemas de climatización permiten mantener una adecuada calidad del aire interior sin penalizar energéticamente los sistemas de adecuación higrotérmica del aire impulsado a los locales”.

 

Tipos de recuperadores

Existen diferentes tipos de recuperadores empleados en las instalaciones de ventilación y de climatización, cuya misión principal es la de recuperar la energía liberada por el aire expulsado desde el interior del edificio hacia el exterior:

  • Recuperador de placas.
  • Recuperador rotativo.
  • Tubos de calor (heat pipe).
  • Doble batería de agua.
  • Batería exterior.
  • Batería en bucle de agua.
  • Recuperación activa por circuito frigorífico.

Sea cual sea el equipo empleado, todos posibilitan el intercambio de energético entre las corrientes de aire que proviene del exterior y las corrientes de aire de expulsión. Sin embargo, si no se instala un sistema de recuperación de energía, se producirá una pérdida de carga adicional que originará un incremento en el consumo de energía de los ventiladores, ya que estos han de mantener los mismos caudales en circulación dentro de toda la instalación.

 

Sistemas de ventilación: VMC centralizada individualizada y VMC descentralizada

Para mejorar la eficiencia energética en edificaciones existentes se puede optar por dos sistemas de ventilación (ambos incorporan un recuperador de calor): la ventilación mecánica controlada centralizada individualizada (para toda la vivienda) o la ventilación mecánica descentralizada (un aparato para cada estancia de la vivienda).

La VMC Doble Flujo es un sistema de ventilación que asegura la calidad del aire a través de la extracción del aire viciado en las estancias húmedas (cocina, baños, aseos y lavaderos) y que, simultáneamente, asegura la insuflación de aire nuevo filtrado en las estancias secas (salón, comedor y dormitorios). Gracias al núcleo del recuperador podemos llegar a recuperar hasta el 95% de la energía del aire de expulsión.

Características de la VMC centralizada individualizada:

  • La toma de aire fresco se hace a través de un terminal situado en el muro exterior o por el colector geotérmico de aire.
  • La unidad central recupera hasta 95% de la energía del aire extraído permitiendo precalentar el aire insuflado en la vivienda.
  • Las redes de distribución de aire permiten una ventilación óptima para adaptarla a las necesidades de cada estancia. Conductos aislados para reducir las pérdidas térmicas y evitar condensaciones en los conductos.
  • Las bocas de insuflación permiten una regulación del caudal de las estancias secas. Y las bocas de extracción permiten la regulación del caudal de locales húmedos.
  • La expulsión del aire viciado se hace a través de un terminal situado en la cubierta del edificio.

Características de la VMC descentralizada:

Se trata de un sistema de ventilación ideal para proyectos de rehabilitación con poco espacio disponible, ya que su instalación se efectúa en la fachada del edificio. La VMC descentralizada de doble flujo funciona según el principio de insuflación y extracción controladas de aire en estancias secas, complementado con extracción controlada en las estancias húmedas. El calor del aire extraído está recuperado en el intercambiador de calor para calentar el aire insuflado.

Principales ventajas:

  • Permite una renovación de aire de hasta 70 m3/h de renovación de aire.
  • Una sola toma para entrada de aire nuevo y expulsión del aire viciado.
  • Adecuado para obras de rehabilitación.
  • Intercambiador desmontable para facilitar el mantenimiento.
  • Motores de bajo consumo.
  • Intercambiador con una recuperación hasta 80%.
  • Silencioso y discreto.
  • 100% by-pass para el refrescamiento nocturno.

 

CTA - Rehabilitación eficiente