tipos de ventiladores

De acuerdo con el Artículo 12. Eficiencia energética del Reglamento de Instalaciones térmicas en los Edificios (RITE), “las instalaciones térmicas deben diseñarse y calcularse, ejecutarse, mantenerse y utilizarse de tal forma que se reduzca el consumo de energía convencional de las instalaciones térmicas y, como consecuencia, las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes atmosféricos, mediante la utilización de sistemas eficientes energéticamente, de sistemas que permitan la recuperación de energía y la utilización de las energías renovables y de las energías residuales”. Para ello, cualquier sistema destinado a la circulación y conducción de fluidos ha de escogerse de manera que sus prestaciones, sea cual sea su estado de funcionamiento, rindan lo máximo posible. Existen en el mercado diferentes tipos de ventiladores. ¿Conoces los criterios para su correcta elección?

 

Selección

A la hora de seleccionar un ventilador, debemos tener en cuenta los siguientes factores:

• El caudal de ventilación necesario (Q), expresado en m3/h, para la correcta renovación del aire.

• La presión necesaria.

• El nivel de ruido tolerable.

Para determinar el caudal necesario hay que tener en cuenta el uso del recinto a ventilar, la ocupación o los niveles de contaminación. La normativa vigente para ventilación en viviendas es el Código Técnico de la Edificación. En el capítulo dedicado a la calidad del aire, CTE DB HS 3, se establecen los caudales de admisión y de extracción mínimos exigidos a cada una de las estancias de las viviendas.

 

Ventilación, eficiencia y sostenibilidad

Hay que tener en cuenta que la circulación de aire a través del tendido de conductos de los sistemas de ventilación origina pérdidas de carga, es decir, de energía. Las pérdidas de carga de los ventiladores pueden deberse a la longitud de los conductos, a la sección de los mismos, al rozamiento del aire, a los codos y cambios de sección, a la presencia de obstáculo, a la acumulación de polvo, etc. Por ello, es de suma importancia que nuestro sistema de ventilación sea un sistema controlado y hermético, de manera que se reduzca al máximo el gasto energético.

 

Tipos de ventiladores: clasificación

Atendiendo a diferentes tipos de clasificación, los tipos de ventiladores existentes en el mercado son los siguientes:

Según el sistema de encendido

• Directos. El motor coincide con el eje del rodete o hélice del ventilador.

• Por transmisión. El motor está separado de la corriente de aire y la transmisión se produce por correas y poleas.

Según la trayectoria del aire

• Centrífugos. El flujo del aire circula en dirección radial.

• Axiales. El flujo del aire circula en dirección axial.

• Transversales. El flujo del aire circula perpendicular a la dirección tangencial, tanto en la entrada como en la salida.

• Helicocentrífugos. El aire entra en dirección axial y sale en dirección radial.

Según su función

• Ventiladores con envolvente. Acostumbran a tener forma de tubo y mueven el aire a través de un conducto.

• Ventiladores murales. Mueven el aire desde la cara de una pared hasta la otra cara de la misma pared.

• Ventiladores de chorro. Son aquellos que proyectan un flujo de aire sobre un paramento o una persona.

Según las características de funcionamiento

• Estándares. Para aires poco contaminados.

• Especiales. Para aires característicos (húmedos, contaminados, calientes…).

Según la presión

• Baja presión.

• Media presión.

• Alta presión.

Según el control de las prestaciones

• De velocidad variable, modificación de caudal, etc.

 

CTA - Rehabilitación eficiente