tipos de filtros

La depuración del aire

El aire que respiramos contiene partículas en suspensión. El tamaño de estas partículas varía desde los aerosoles, los virus o el humo que no superan las 0,1 micras (1 micra=0,001 mm.), hasta las 100 micras que pueden llegar a medir el polen y las partículas de polvo. Mantener la cantidad de esas partículas dentro de unos límites razonables es una de las operaciones a las que se debe someter al aire para evitar la aparición de algunas enfermedades. Este proceso se denomina depuración del aire y para llevarlo a cabo se pueden emplear dos tipos de dispositivos: filtros de aire y separadores de polvo. Los filtros de aire son dispositivos diseñados para disminuir la concentración de las partículas que se encuentran en suspensión.

 

Tipos de filtros de aire

Para utilizar filtros de aire en los sistemas de ventilación es necesario tener en cuanta que la concentración de partículas en el aire no debe ser demasiado elevada, ya que de otro modo el filtro quedaría colapsado rápidamente complicando el proceso de mantenimiento de la instalación. El límite de concentración de polvo en el aire para que se puedan emplear filtros es de 35 mg/m3. Los tipos de filtros de aire utilizados en los sistemas de ventilación verían según el tamaño de las partículas que deben ser separadas, tal y como se describe a continuación.

  • Filtros de Carbón Activo: se emplean para la separación de virus y partículas de tamaño molecular.
  • Filtros Electrostáticos: son empleados para separa el hollín y el humo del tabaco.
  • Filtros Húmedos: también llamados viscosos, consisten en un entramado filtrante formado por un material metálico o a base de fibras, que está impregnado de una materia viscosa como puede el aceite o la grasa. Esta sustancia retiene las partículas en suspensión.
  • Filtros Secos: están formados por un material fibroso a través del cual se hace pasar el aire. Su diseño permite que la velocidad del aire que se filtra sea menor que en los filtros húmedos.

 

 Otros componentes de un sistema de ventilación

El ventilador es otro de los componentes importantes dentro de un sistema de ventilación. Se trata de una máquina rotativa que pone el aire en movimiento. Para ello, es capaz de generar diferencias de presión en el aire circundante. Precisamente es la dirección del aire al pasar por el ventilador lo que suele condicionar su clasificación:

  • Ventiladores Centrífugos: el aire sigue una trayectoria axial cuando entra, y paralela a un plano radial cuando sale. Unos elementos llamados álabes que forman parte del ventilador son los que producen esa trayectoria en el aire.
  • Ventiladores Axiales: el aire tanto a la entrada como a la salida del ventilador sigue la trayectoria marcada por unas superficies cilíndricas coaxiales.
  • Ventiladores Transversales: la trayectoria del aire tanto a la entrada como a la salida es perpendicular al eje del ventilador.
  • Ventiladores Helicocentrífugos: son ventiladores con un diseño intermedio entre los axiales (cuando entra el aire) y los ventiladores centrífugos en la salida del aire.

 

CTA - Sistemas de ventilación