arquitectura sustentable

¿Qué es la arquitectura sustentable?

La arquitectura sustentable también llamada arquitectura ecológica o sostenible, se define como aquella que es capaz de programar, proyectar, construir, demoler y reciclar edificios de una forma sostenible para los seres humanos y el medio ambiente. Para ello es necesario optimizar los recursos naturales y los sistemas de edificación de tal manera que se minimice su impacto ambiental. Los principios que se exponen a continuación podrían servir como base para el desarrollo de una arquitectura sostenible.

 

Principios para una arquitectura sostenible

  • Valorar las necesidades: una edificación tiene un impacto ambiental sobre el entorno y el lugar concreto donde se construye. Por ello es necesario planificar con precisión las necesidades de espacio y superficie con las que se va a dotar al edificio, separando las que son relevantes de las que son prescindibles.
  • Es necesario planificar la obra teniendo en cuenta el clima local. Aspectos como el aprovechamiento de la luz natural en función de la latitud del terreno, o la ventilación natural son imprescindibles para optimizar los recursos que finalmente se van a consumir una vez que el edificio entre en funcionamiento. El empleo de lucernarios y claraboyas con una adecuada orientación tanto en edificios públicos como en viviendas, son elementos constructivos característicos de una arquitectura ecológica. Con ellos se consigue reducir notablemente el consumo eléctrico y de calefacción.
  • El ahorro de energía: tres factores son fundamentales a la hora de plantear un diseño que propicie el ahorro energético. Por un lado la superficie exterior, por otro el volumen total del edificio y finalmente el aislamiento térmico que se va a disponer en toda la envolvente exterior del mismo.
  • La utilización de energías renovables: es imprescindible plantear ya en la fase de proyecto, la utilización de tecnologías que emplean energías renovables como paneles solares, generadores eólicos o sistemas de cogeneración para producir electricidad.
  • Se debe prever un ahorro en el consumo de agua mediante sistemas que aprovechen la lluvia para obtener agua destinada a un uso sanitario, el riego o el consumo de agua potable.
  • El empleo de materiales requiere de un estudio previo pormenorizado, ya que muchos de los materiales que se emplean habitualmente en la construcción son tóxicos debido a la gran cantidad de solventes, polvos y agentes nocivos que poseen. Además en la fabricación de los materiales se consume una gran cantidad de energía, que es parcialmente responsable de las emisiones globales de dióxido de carbono. Es necesario por tanto el uso de materiales fabricados con criterios de sostenibilidad, ya se trate de vidrios, piedra, hormigón, madera tratada, etc. Los edificios ecológicos se caracterizan por ser fácilmente desmontables y reutilizables. Los materiales utilizados en este tipo de construcciones deben adaptarse a este requisito. Se deben emplear también materiales procedentes del reciclaje, algo que se puede prever en la fase de proyecto antes de ejecutarse la obra. Actualmente la gestión de residuos permite obtener materiales constructivos (madera, metal, plásticos, cerámicas, etc) procedentes de demoliciones previas de otras infraestructuras o edificaciones.

 

CTA - Eficiencia energética