Ventilación de Simple Flujo

//Ventilación de Simple Flujo
Ventilación de Simple Flujo


Ventilación de Simple Flujo2020-01-16T11:43:13+02:00

Existen dos variantes de la ventilación mecánica controlada, la ventilación de simple flujo, y la ventilación doble flujo. Ambos tienen el objetivo de ofrecer el máximo confort en cada espacio y los beneficios de respirar aire saludable. 

La diferencia entre uno y el otro es el funcionamiento. El sistema de simple flujo es concebido para la extracción individual de aire viciado y renovación en las viviendas en función de caudales constantes. Su funcionamiento, basado en el principio de barrido del aire dentro de las viviendas, es totalmente independiente entre las mismas ofreciendo un excelente equilibrio entre garantía de calidad de aire interior y autonomía de consumo según ocupación y uso.

Además, los sistemas de ventilación de simple flujo se dividen en sistemas higrorregulables y sistemas autorregulables, cuyas características y elementos fundamentales las aprenderás a lo largo de esta página.

Problemática y soluciones con la Ventilación de Simple Flujo

A la hora de ventilar y sustituir el aire del interior de una vivienda o edificio, existen varias formas de hacerlo realidad. En estos últimos años, se ha dado un uso excesivo del aire acondicionado, especialmente en los meses de verano. No es la mejor forma de conseguir un bienestar óptimo en el interior de una vivienda o edificio, ya que se deben de tener en cuenta factores como:

  • Consumo Energético: el aire acondicionado necesita una cantidad elevada de energía para su funcionamiento, y en la actualidad, no es recomendable debido a cuestiones del CO2 y su influencia en el cambio climático.
  • Regulación del aire y temperatura: para un bienestar óptimo, se debe de configurar el modo de ventilación y la temperatura del aire acondicionado según las condiciones térmicas del interior de la vivienda o edificio.

Una forma sencilla de ventilar y cambiar el aire es abriendo las ventanas, aunque esta forma tradicional no es muy recomendable ya que presenta varios problemas:

  • Al abrir las ventanas, la energía generada para calentar o enfriar el interior de la vivienda se desperdicia.
  • En zonas donde la contaminación es más elevada de lo habitual, se está introduciendo un aire contaminado al interior.
  • En zonas ruidosas, se puede llegar a generar incomodidad acústica.
  • La ventilación no es continua, por lo que la regeneración del aire dura muy poco tiempo.
  • Contingencias climáticas como la lluvia o el granizo en ocasiones impiden hacerlo, dado que la lluvia o el hielo podría introducirse en la vivienda.
  • No mejora la mala calidad del aire interior que se origina por la contaminación propia de las actividades de los seres humanos y el compuesto de los materiales de construcción, entre otros.

Es por esto que los sistemas de ventilación de simple flujo se adaptan más a nuestras necesidades, presentando una serie de características y ventajas únicas. Dentro de las soluciones disponibles, por un lado nos encontramos con la ventilación de simple flujo individualizado, ya sea autorregulable o higrorregulable, y por otro con la ventilación de simple flujo centralizado, con sus variantes autorregulable e higrorregulable. Todas ellas cuentan con unas características únicas para adaptarse de la mejor manera al entorno.

Los sistemas de simple flujo autorregulables e higrorregulables son muy similares en su funcionamiento:permiten la extracción del aire de las estancias y la introducción del volumen de aire necesario para que éste se renueve, manteniendo así unas condiciones de calidad de aire óptimas y permitiendo reducir el gasto energético y la eficiencia de los suministros.

La peculiaridad del sistema higrorregulable es que la renovación del aire se produce en base al nivel de humedad relativa del ambiente interior, manteniendo siempre un flujo de renovación mínimo cuando las condiciones internas sean buenas

Ventilación de Simple Flujo Autorregulable

Este sistema está diseñado para la extracción individual de aire viciado y la renovación de aire en las viviendas, dependiendo siempre de los caudales constantes. Su funcionamiento está basado en el principio de barrido del aire dentro de las viviendas, totalmente independiente entre las mismas, consiguiendo ofrecer un excelente equilibrio entre garantía de calidad del aire interior y la autonomía del consumo, siempre dependiendo de la ocupación y su uso.

Funcionamiento de la Ventilación de Simple Flujo Autorregulable

El aire viciado es extraído en zonas húmedas como las cocinas, los cuartos de baño o los aseos a través de bocas conectadas al grupo de ventilación mediante conductos. El aire nuevo se introduce mediante entradas de aire autorregulables, las cuales pueden ser estándares o acústicas, colocadas encima de las estancias secas, como pueden ser los dormitorios, los comedores o las salas de estar.

Existen múltiples sistemas de ventilación de simple flujo autorregulable para instalar, todos ellos con características únicas. Podremos instalar el AMC 3V, el VMC A4 II, el Sibervent M, el Sibercrit BC o el Sibercrit EC, todos ellos óptimos para una ventilación eficiente.

Ventajas de la Ventilación de Simple Flujo Autorregulable

La ventilación de simple flujo autorregulable presenta unas ventajas muy favorables para instalarse en los edificios, principalmente por la mejora de la calidad del aire y los beneficios que aporta al edificio.

  • Mejor calidad del aire

El aire está en constante renovación, eliminando los malos olores y las humedades, y consiguiendo una sensación de bienestar e higiene óptimas.

  • Preservación del edificio

La ventilación de simple flujo autorregulable impide el desarrollo de mohos y el deterioro de los materiales constructivos por causas como la humedad.

  • Facilidad de Montaje

Debido a la longitud de 3 metros de sus conductos rectangulares, junto a los empalmes y accesorios, su montaje es más fácil en comparación con el sistema tradicional.

  • Flexibilidad en el dimensionado de los pisos

Con la combinación de los codos y accesorios, se pueden elaborar formas geométricas, pudiendo evitar obstáculos y adaptándose a cualquier tipo de edificio independientemente de sus características.

  • Reducción del espacio necesario

Como hemos comentado anteriormente, sus características hacen que se adapten a cualquier espacio, ahorrando en espacio para cualquier otra instalación.

  • Evacuación/Conducción óptima de ventilación

Instalando un sistema de ventilación de simple flujo individualizado autorregulable o higrorregulable, se evita usar materiales de sellado, haciendo de este sistema un sistema liso y estanco con un volumen constante de extracción, evitando también turbulencias y retornos.

  • Mejora del tiempo de ejecución de obra

Se reduce considerablemente el tiempo de la ejecución de obra por su facilidad y rapidez de montaje, debido a las características que hemos comentado anteriormente.

  • Control de rango de ventilación

Se puede realizar un control de rango en este sistema de ventilación de una forma independiente para cada vivienda.

ventilación simple flujo autorregulable

Ventilación de Simple Flujo Higrorregulable

La ventilación de simple flujo higrorregulable consiste principalmente en la extracción individual de aire viciado y una renovación adecuada en las viviendas, con unos niveles de higrometría adecuados y acordes para su funcionamiento. 

Su funcionamiento está basado en el principio de barrido del aire, siendo totalmente independiente entre las mismas, ofreciendo un excelente equilibrio entre garantía de calidad del aire del interior del edificio, y una autonomía de consumo según la ocupación y su uso.

Funcionamiento de la Ventilación de Simple Flujo Higrorregulable

El aire es extraído de las estancias y zonas húmedas, como pueden ser la cocina, los cuartos de baño o los aseos, mediante bocas higrorregulables que se abren dependiendo de la humedad detectada en el ambiente, o también mediante bocas con temporizador, las cuales están conectadas al grupo de ventilación a través de conductos.

El aire nuevo entra a través de entradas de aire higrorregulables, las cuales están colocadas encima de las ventanas de las estancias secas, como pueden ser los dormitorios, las salas de estar o los comedores. De esta forma, se consigue una ventilación óptima y un bienestar general para los inquilinos de los edificios.

Existen múltiples sistemas de ventilación de simple flujo higrorregulable para instalar, todos ellos con características únicas. Podremos instalar el Silentium HIR3V (higrorregulable estándar), Silentium HIREC (higrorregulable control domótico), Silentium HIREC II (higrorregulable estándar), Siber Higrovent, Sibervent BBC2 1500, Sibervent BBC2 2500, Sibervent PC, Sibervent M, Sibercrit EC PC 300/500 y Sibercrit EC PC. Dependiendo de las necesidades y características del edificio y lugar de instalación, siempre instalaremos el sistema de ventilación de simple flujo higrorregulable más apropiado para conseguir una ventilación eficiente.

Ventajas de la Ventilación de Simple Flujo Higrorregulable

Al igual que los sistemas de ventilación de simple flujo autorregulable, la ventilación de simple flujo centralizado posee varias ventajas para su instalación, siempre que el edificio cumpla las características correspondientes para su instalación.

  • Confort Térmico

Se logra un gran bienestar y confort térmico cuando se efectúa su instalación al eliminar las molestias debido a la circulación descontrolada del aire

  • Reducción de la ocupación de los conductos

Debido a sus singulares características, se pueden ahorrar varios metros cúbicos para la instalación de otros sistemas, siendo un factor clave para elegir este sistema de ventilación.

  • Utilización de grupos de ventilación de bajo consumo

Su funcionamiento logra que su consumo sea muy inferior con respecto a otros sistemas de ventilación.

  • Confort acústico garantizado

Debido a sus características se logra evitar la aparición de ruidos indeseables y lograr un confort acústico adecuado.

  • Conjunto del sistema bien equilibrado

Como hemos estado viendo últimamente, tanto la estructura como el funcionamiento hacen que este sistema esté bien equilibrado.

Optimización de la Ventilación de Simple Flujo 

Para que la ventilación de simple flujo funcione de manera efectiva, hay una serie de elementos que deben tenerse en cuenta a la hora de realizar la instalación del sistema de ventilación:

  • Posicionamiento de las bocas de extracción: debido a que la cocina y el baño son normalmente los lugares que concentran malos olores y excesiva humedad, aquí es donde se suelen instalar las bocas de extracción, ya sean autorregulables o higrorregulables. En el caso de los baños, debido a la cantidad de vapor de agua que se acumula es de especial importancia que en caso de instalar sistemas de simple flujo higrorregulables una de las bocas se instale aquí.
  • Posicionamiento de las entradas de aire: Los salones y los dormitorios son los lugares donde normalmente se instalan las entradas de aire, para permitir que los lugares donde se pasa más tiempo cuenten siempre con aire renovado y de calidad.
  • En los sistemas de simple flujo centralizados, debido a que la envergadura del proyecto es mayor, los costes son más altos, teniendo que estudiar la estructura y posicionamiento de toda la vivienda para una instalación óptima. Debido a la posibilidad de agrupar los canales de extracción, es el sistema adecuado para la instalación de sistemas de simple flujo en edificios colectivos.
  • Para que las bocas de extracción funcionen correctamente es necesaria una limpieza periódica de las rejillas.