Ventilación de Doble Flujo

//Ventilación de Doble Flujo
Ventilación de Doble Flujo


Ventilación de Doble Flujo2020-01-16T11:47:31+02:00

Con el objetivo de consumir lo menos posible en cuestiones de energía, y al mismo tiempo conseguir un bienestar óptimo en el interior de los edificios, aparece en escena el sistema de ventilación de doble flujo, consiguiendo de una forma simple y sencilla estos objetivos. 

Este sistema nos permite alcanzar un gran ahorro en la factura de la luz por su excepcional funcionamiento, ahorrando gran parte de la energía. Su eficacia hace que cumpla con las normativas energéticas correspondientes, las cuales exigen año tras año retos relacionados con las emisiones de CO2, para intentar evitar o frenar el cambio climático.

Gracias al diseño de este sistema, se puede ahorrar gran parte de la energía en verano e invierno, independientemente de la fecha. A continuación, podrá comprender exactamente el funcionamiento de estos sistemas ventilación, y la forma de sacarles el máximo rendimiento a la hora de su instalación, pudiendo encontrarnos con problemas de acústica.

¿Qué es la Ventilación de Doble Flujo?

La ventilación de Doble Flujo es un sistema de ventilación muy demandado por los profesionales a la hora de conseguir confort y bienestar en el interior de los edificios. 

Este sistema, debido a sus características y singularidad, extrae el aire viciado del interior del edificio y lo renueva por aire nuevo, el cual proviene del exterior. Consigue impulsar el aire nuevo a una temperatura cercana a la temperatura del interior, permitiendo de esta forma un ahorro energético óptimo, ya sea en verano como en invierno, mejorando el confort y bienestar de las estancias.

Como podemos observar en la imagen, la unidad con recuperador de calor es clave para su funcionamiento. Conectados a esta unidad, están los flujos de extracción y los flujos de impulsión, por donde transcurre el aire para su extracción y renovación correspondiente.

Este sistema de ventilación pertenece a la Ventilación Mecánica Controlada (VMC). En otras palabras, es un dispositivo el cual se integra en las viviendas o edificios, funcionando con una central de ventilación, forzando de esta manera la extracción del aire viciado para su renovación, y garantizando la calidad del aire del interior.

¿Cómo funciona la Ventilación de Doble Flujo?

El funcionamiento del Sistema de Ventilación de Doble Flujo es sencillo y eficiente, consiguiendo la calidad del aire que los habitantes del edificio buscan, gracias al recuperador de calor.

Este recuperador de calor funciona mediante un ventilador extractor, el cual atrae el aire de la parte exterior a la parte interior, y un ventilador de impulsión, el cual expulsa el aire de la parte interior a la parte exterior. 

Durante el funcionamiento de este sistema de ventilación, se produce un intercambio de calor entre el aire más cálido y el aire más frío, cruzándose sin que exista una mezcla entre los aires de distinta temperatura y consiguiendo recuperar un gran porcentaje de energía usada para la climatización del aire del interior, el cual de la otra forma se derrocharía.

Ventilar es necesario y se ha de realizar de la manera más inteligente posible para aprovechar la ventaja energética que ofrece la mejora de los aislamientos’ FENERCOM

Etapas en la ventilación de doble flujo

  1. La toma de aire fresco se hace a través de un terminal situado en el muro exterior o por el colector geotérmico de aire.
  1. Los equipos de ventilación VMC DF gama Confort Siber® recuperan hasta 95% de la energía del aire extraído permitiendo pre-calentar el aire insuflado en la vivienda.
  1. Las redes de distribución de aire Siber® permiten una ventilación óptima para adaptarla a las necesidades de cada estancia.
  1. Las bocas de insuflación permiten una regulación del caudal de las estancias secas y las bocas de extracción permiten la regulación del caudal de locales húmedos.
  1. La expulsión del aire viciado se hace a través de un terminal situado en la cubierta del edificio.

Recuperador de energía

Para una calidad de aire óptima es necesario tener unos adecuados caudales de ventilación. Gracias a la recuperación de calor se reduce el consumo en calefacción y refrigeración.

Funcionamiento del recuperador

INTERCAMBIADOR

El aire nuevo entra pre-calentado en invierno gracias al intercambiador de alta eficacia (hasta el 95% de recuperación): cuando hay 5º al exterior y 20ºC al interior, el aire nuevo puede llegar a entrar a 19ºC.

Refrescamiento en verano: Cuando hay 30ºC fuera y 21ºC en el interior, el aire nuevo puede llegar a entrar a 22ºC.

SISTEMA BY-PASS

Siber® DF se adapta automáticamente a las variaciones de la temperatura exterior.

En verano, las versiones con by-pass dejan penetrar aire fresco nocturno para enfriar de forma natural su vivienda, siendo filtrado previamente.

Caudal constante

Una ventilación mecánica de doble flujo está dotada con dos motores de ventilador, uno que aporta aire nuevo, y el otro para la extracción del aire viciado del interior. Si los caudales de aire de estos dos ventiladores no son idénticos (ventilación equilibrada), las pérdidas de energía, debidas a la sobrepresión o depresión del local, serán inmediatas, y no se obtendrá el rendimiento térmico, ni del alojamiento ni de la ventilación mecánica de doble flujo.

Estos ventiladores son los que aseguran un caudal de aire constante y no están regulados según su velocidad, sino que funciona según el caudal de aire.

Si la resistencia del aire aumenta, el motor del ventilador girará automáticamente a más velocidad con el objetivo de obtener siempre la misma cantidad de aire predefinido, independientemente del aumento de pérdida de carga. Evidentemente, el motor del ventilador de caudal constante funcionará de forma contraria en caso de reducción de la resistencia al aire. Los ventiladores con caudales constantes modifican pues, automáticamente, su velocidad de rotación, con el fin de garantizar en todas las circunstancias que el caudal de aire sigue siendo idéntico y que la calidad del aire interior sigue siendo óptima. 

Por el contrario, los ventiladores estándares utilizan una velocidad de rotación constante: la modulación del caudal de aire se realiza únicamente a través de la configuración del aparato en el momento de la puesta en marcha o mediante un regulador. Aportan un caudal de aire más débil en caso de aumento de la resistencia del aire y el caudal de aire no se ajusta automáticamente.

Ventajas de la Ventilación de Doble Flujo

Tradicionalmente, a la hora de ventilar y sustituir el aire del interior de una vivienda o edificio se suele recurrir al aire acondicionado o directamente a la ventilación natural, especialmente en los meses de verano. 

En el caso del aire acondicionado, existen 2 elementos principales que desaconsejan su uso:

  • Consumo Energético: el aire acondicionado necesita una cantidad elevada de energía para su funcionamiento, y en la actualidad, no es recomendable debido a cuestiones del CO2 y su influencia en el cambio climático.
  • Regulación del aire y temperatura: frente a la ventilación de doble flujo, el aire acondicionado posee menos medios para configurar el modo de ventilación y la temperatura del aire según las condiciones térmicas del interior de la vivienda o edificio.

Por otro lado, la ventilación natural presenta varios problemas:

  • Al abrir las ventanas, la energía generada para calentar o enfriar el interior de la vivienda se desperdicia.
  • En zonas donde la contaminación es más elevada de lo habitual, se está introduciendo un aire contaminado al interior.
  • En zonas ruidosas, se puede llegar a generar incomodidad acústica.
  • La ventilación no es continua, por lo que la regeneración del aire dura muy poco tiempo.

Es por esto, que los sistemas de ventilación de doble flujo se adaptan más a nuestras necesidades, presentando una serie de características y ventajas únicas.

  • Eficiencia Energética: se podrán ahorrar en costes debido a su estructura y funcionamiento, usando la energía de una forma inteligente, y reduciendo ampliamente los costes de suministros. Con un intercambio térmico entre los flujos del aire en el interior de un intercambiador, el aire se calienta o se enfría sin tener un consumo extra de energía, ahorrando de esta forma energía en la climatización.
  • Aire más limpio: gracias a los filtros del aire por los que está constituido el sistema, se podrá disfrutar de un aire más limpio y también evitar las molestias respiratorias que se puedan sufrir. Se puede introducir un aire de calidad en zonas ‘contaminadas’, mejorando de esta forma el confort del interior, y las personas con dificultades respiratorias o alergias verán que su confort es mayor dependiendo del filtro que se instale.
  • Aire Climatizado: se introducirá el aire climatizado gracias a la unidad recuperadora de calor. Con el intercambiador se facilita la cesión de temperatura del aire viciado del interior al aire que entra del exterior del edificio. Así, se calienta el aire y climatizamos la estancia, siendo a la inversa en verano. En el caso del invierno, el aire cálido del interior se expulsa y se introduce aire frío del exterior, perdiendo una cantidad insignificante de energía.
  • No aire acondicionado: con el uso de la ventilación de doble flujo se evitan los sistemas de combustión o de aire acondicionado, ahorrando en energía, y por consiguiente, en la factura de la luz.
  • Consumo mínimo: este sistema tiene un gasto igual al del standby de un televisor, por lo que el consumo energético es mínimo. Debido a sus características, consideramos de vital importancia su instalación por la cantidad de ventajas que ofrecen en comparación con otros sistemas de ventilación.

Además, si el sistema de ventilación de doble flujo es independiente, se evitan los problemas de ruidos y acústica, ya que se ubicaría en el exterior de la vivienda, pudiendo lograr conseguir un buen confort en el hogar.

Optimización de la Ventilación de Doble Flujo

Diferentes factores tienen que tenerse en cuenta para conseguir el excelente funcionamiento de un sistema de ventilación de doble flujo.

El primero es la ubicación del sistema, ya que puede generar ruidos no deseables, siendo un sistema que funciona las 24 horas del día y los 365 días del año. 

La unidad recuperadora de calor del sistema de doble flujo se tiene que montar en una zona calefactada, de esta forma, se evitan las pérdidas energéticas. El problema que genera son los ventiladores de extracción y los ventiladores de introducción, los cuales pueden generar ruidos molestos en la vivienda.

Para solucionar esta problemática, se debe de buscar una zona para los ventiladores y el recuperador de calor la cual elimine o disminuya el ruido generado. El sistema que mejor se adapta para conseguir este objetivo es el sistema independiente, ubicando la unidad de calor en una zona calefactada, y los ventiladores en zonas donde no molesten. Estos sistemas, al poder instalarse la unidad recuperadora de calor en una zona climatizada, hacen que se eviten posibles pérdidas de energía gracias a las diferencias de temperatura entre el clima del interior y el clima del exterior.

Además, los sistemas de ventilación de doble flujo independientes cuentan con la ventaja de la instalación de los ventiladores, pudiendo instalarse en zonas no habitables, como las buhardillas o los sótanos.

Así, al ubicarse los ventiladores fuera de la vivienda o lugares transcurridos, se evitan los ruidos y problemas de acústica.

Ventilación residencial

El CTE y la Directiva Europea de Eficiencia energética en Edificios establecen una serie de requisitos en cuanto a la habitabilidad y seguridad de las viviendas. Estas exigencias abarcan aspectos relacionados tanto con el consumo y eficiencia energética como los requisitos técnicos de los sistemas de ventilación.

Para cumplir con la normativa actual hay una serie de sistemas de ventilación disponibles en el mercado, cada uno de ellos con características y peculiaridades que los diferencian entre ellos.

VMC Doble Flujo Unifamiliar – Edificación nueva

El sistema de ventilación unifamiliar de doble flujo SIBER VMC DF EXCELLENT consiste en una central de ventilación de alto rendimiento térmico con una recuperación de hasta 95%, ideal para proyectos nuevos en viviendas unifamiliares. Cuenta con un sistema de protección antihielo innovador, una capacidad máxima de más de 450 m3/h (Tanto para extracción como insuflación) y posibilidad de montaje en pared.

Características:

  • Ventiladores a caudales constantes patentados
  • Sistema de detección de la estación del año con el fin de evitar la apertura del By-Pass en pleno invierno (By-Pass 100% motorizado).
  • Equipos certificados por el PassivHaus Institute.
  • Aviso de ensuciamiento y cambio de los filtros.
  • Funcionamiento silencioso.

VMC Doble Flujo Plurifamiliar individualizado – Edificación nueva

El sistema de ventilación plurifamiliar individualizado de doble flujo SIBER VMC DF SKY es una central de ventilación de alto rendimiento térmico con una recuperación de hasta 95%, ideal para proyectos nuevos en edificios plurifamiliares, casas y apartamentos. Se puede realizar el montaje en falso techo o en muro gracias a su diseño compacto y con poco volumen. Cuenta con un sistema de protección antihielo innovador y una capacidad máxima de más de 300 m3/h (Tanto para extracción como insuflación).

Características:

  • Ventiladores a caudales constantes patentados.
  • Sistema de detección de la estación del año con el fin de evitar la apertura del By-Pass en pleno invierno (By-Pass 100% motorizado).
  • Equipos certificados por el PassivHaus Institute.
  • Aviso de ensuciamiento y cambio de los filtros.
  • Funcionamiento silencioso.

Ventilación Doble Flujo Descentralizada

Se trata de un sistema ideal para proyectos de rehabilitación con poco espacio disponible. La ventilación descentralizada de doble flujo funciona según el principio de insuflación y extracción controladas de aire en estancias secas, complementando con extracción controlada en las estancias húmedas.

El calor del aire extraído es recuperado en el intercambiador de calor para calentar el aire insuflado.

Ventajas:

  • Hasta 70 m3/h de renovación de aire.
  • Una sola toma de aire para entrada de aire nuevo y expulsión de aire viciado.
  • Adecuado para obras de rehabilitación.
  • Intercambiador desmontable para facilitar el mantenimiento.
  • Motores EC de bajo consumo.
  • Intercambiador con una recuperación hasta 80%.
  • Montaje y desmontaje rápido.
  • Silencioso y discreto.
  • 100% by-pass para el refrescamiento nocturno.

Ejemplo: sistema de Doble Flujo red estrella