Si aprendemos a regular el caudal de ventilación podremos hacer que el aire que circule en nuestro hogar sea justo el que necesitamos para mejorar nuestro confort y la salud.