recuperadores de calor

En el presente artículo explicaremos las ventajas de instalar recuperadores de calor para una rehabilitación eficiente del parqué inmobiliario existente, así como el importante papel que juegan estos componentes del sistema de ventilación a la hora de obtener la calificación del certificado energético de las viviendas de un bloque plurifamiliar.

 

La tendencia de Europa hacia los NZEB

Dado que la Unión Europea, mediante la directiva EU 2010/31, promueve y marca directrices para los NZEB, Nearly Zero Energy Building (en castellano, EECN, Edificios de consumo casi nulo), los sistemas de recuperación de calor son importantes para conseguir dicho objetivo.

La Directiva de eficiencia energética en edificios (DEEE) estipula las directrices que se han de seguir para promover los edificios de consumo de energía casi nulo y cuáles son las prácticas que se han de seguir para garantizar que todos los edificios nuevos sean edificios de consumo de energía casi nulo antes de que finalice el 2020. El documento considera que los edificios revisten suma importancia en la política de eficiencia energética de la UE, puesto que representan casi el 40 % del consumo final de energía. Sin embargo, el parqué inmobiliario actual es viejo e ineficiente, y su renovación se está realizando con lentitud. En sintonía con la DEEE, es preciso que los edificios existentes se vayan rehabilitando de forma gradual y eficiente para que adquieran unos niveles de eficiencia similares. Para ello, la Directiva  dispone que los Estados miembros apliquen políticas de apoyo que fomenten la adaptación de dicho parqué inmobiliario.

 

¿Qué es un edificio de consumo de energía casi nulo?

De acuerdo con el artículo 2, apartado 2, de la DEEE, se trata de un “edificio con un nivel de eficiencia energética muy alto. La cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno”. De esta definición se extrae que la energía renovable y las medidas de eficiencia van unidas. Una vez instalada en los edificios, la energía renovable reducirá la cantidad de energía suministrada neta. En muchos casos, si no se adoptan medidas de eficiencia energética complementarias, o si no se propicia para las fuentes de energía renovables una disminución significativa de los factores de energía primaria, la energía renovable in situ no será suficiente para acercar el consumo de energía a un nivel casi nulo.

 

¿Cuál es la eficiencia energética de un “edificio de consumo de energía casi nulo”?

Entendemos por eficiencia energética de un edificio la “cantidad de energía calculada o medida que se necesita para satisfacer la demanda de energía asociada a un uso normal del edificio, que incluirá, entre otras cosas, la energía consumida en la calefacción, la refrigeración, la ventilación, el calentamiento del agua y la iluminación”.

 

Guía de ahorro y recuperación de energía en instalaciones de ventilación y climatización

Los recuperadores de calor del aire de extracción en los sistemas de climatización permiten mantener una adecuada calidad del aire interior sin penalizar energéticamente los sistemas de adecuación higrotérmica del aire impulsado a los locales. El empleo de recuperadores de calor en instalaciones de ventilación y climatización permite utilizar el calor sensible y latente residual del propio proceso, consiguiendo así:

  • Reducir la central energética (costes de inversión).
  • Reducir el consumo de energía de funcionamiento (costes de explotación).

 

Sé más eficiente energéticamente tanto en tu sistema de ventilación como en el de tus vecinos

Existen en el mercado sistemas que ayudan a reducir el gasto energético de las viviendas:

  • Por un lado, el Sistema de Ventilación Doble Flujo Descentralizada. Consiste en la instalación de aparato colocado en la fachada de cada una de las viviendas de un edificio plurifamiliar. Ideal para proyectos de rehabilitación que disponen de poco espacio, la ventilación descentralizada de doble flujo funciona según el principio de insuflación y extracción controladas de aire en estancias secas, complementado con extracción controlada en las estancias húmedas. En el proceso, el intercambiador de calor se encarga de recuperar el aire extraído y calentar así el aire insuflado al interior de la vivienda.
  • Por otro lado, el Sistema de Ventilación Doble Flujo Centralizado. Se trata de un sistema de ventilación con dos extractores colectivos en cubierta (un grupo de insuflación para insuflar el aire nuevo del exterior hacia dormitorios y salones, y un grupo de extracción para expulsar de cocinas, baños y aseos el aire viciado). Dado que cada vivienda dispone de su propio recuperador de calor, se puede recuperar hasta un 94% de las calorías del aire extraído.

CTA - Rehabilitación eficiente