regulador de caudal

Un regulador de caudal es un elemento que se ubica en el interior del conducto con el fin de obtener un caudal constante dentro de un rango de presión que suele estar comprendido entre 50 y 200 Pa. Es un mecanismo que se emplea tanto en ventilación como en climatización, así como en el proceso de extracción de aire  y en el de insuflación. Este caudal que circula por los conductos de ventilación se define como la cantidad de aire que circula por el conducto. Su expresión matemática es:

  • Q = V x S

donde Q es el caudal (m3/h), V es la velocidad (m/sg) y S la sección (m2).

La circulación de un determinado caudal de aire por un conducto de ventilación esta muy condicionada por la pérdida de carga, que es la presión necesaria para vencer la fricción dentro de un conducto. Esta presión determina el gasto energético necesario para hacer circular el caudal de aire por los conductos, es decir la pérdida de carga. Esta depende de varios factores, entre ellos la velocidad del aire, su densidad y la rugosidad de las paredes del conducto. Hay que tener en cuenta que las canalizaciones de aire no siempre se componen de tramos rectilíneos, sino que a menudo presentan accidentes en su trayectoria que obligan al uso de codos, desviaciones, entradas y salidas. Todos estos elementos ofrecen resistencia al paso del aire, provocando pérdidas de carga. Para conocer la resistencia total de un sistema de conductos es necesario calcular las pérdidas de carga en cada uno de los accidentes que se producen en su trazado, y sumarlas a las de los tramos rectos.

 

Instalación y mantenimiento del regulador de caudal

El regulador de caudal se monta por simple embutición en el interior del conducto de ventilación, tanto si éste es vertical como horizontal. Mediante una junta de estanqueidad se evitan las perdidas de caudal cuando el aire circula a través del regulador. En ocasiones el regulador puede estar asociado a una boca de difusión de aire. La distancia mínima entre ambos debe ser de al menos una vez el diámetro en los puntos de extracción y de tres veces el diámetro en la insuflación.

 

Caudales de renovación exigidos en el C.T.E. DB-HS3

El Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico HS3. “Calidad del Aire” define el caudal de renovación para cada estancia en l/sg., en función del número de ocupantes que tiene cada una de ellas. En los dormitorios tiene en cuenta un ocupante para los dormitorios individuales y dos en los dormitorios dobles. En cada comedor y sala de estar, se tiene en cuenta el total de los ocupantes contabilizados en todos los dormitorios de la vivienda, siguiendo los siguientes parámetros para definir el caudal mínimo de ventilación de cada local:

 

  • Dormitorios: 5 l/sg. por ocupante
  • Salas de estar y comedores: 3 l/sg. por ocupante
  • Aseos y cuartos de baño: 15 l/sg. por local
  • Cocinas: 50 l/sg. por local
  • Trasteros y zonas comunes: 0.7 l/sg. por m2 de superficie útil
  • Aparcamientos y garajes: 120 l/sg. por plaza de garaje
  • Almacenes de residuos: 10 l/sg. por m2 de superficie útil

 

CTA - Rehabilitación eficiente