ventilación mecánica

Un sistema de ventilación es el método y los elementos que se emplean para ventilar un recinto que está cerrado. Durante mucho tiempo se le dio muy poca importancia a este asunto y lo único que se hacía en los edificios era colocar un extractor de aire. Sin embargo, en la actualidad se han modernizado estos equipos. A continuación te mostramos los principales componentes de un sistema de ventilación y su importancia.

¿Cómo se clasifican los sistemas de ventilación?

Un aspecto importante que se debe tener en cuenta antes de conocer sus componentes es la forma en la que se clasifican los sistemas de ventilación, son estas:

  • Teniendo en cuenta el sistema utilizado para ventilar.
  • Según el tipo de local que se quiera ventilar.

Repasamos los distintos sistemas de ventilación que puedes encontrar:

  • Sistemas de simple flujo. Cuentan con un extractor para extraer el aire contaminado y por medio de unos conductos lo expulsan al exterior. Es el más sencillo y no controla la entrada de aire.
  • Sistemas de doble flujo. Además de extraer el aire contaminado y expulsarlo al exterior, también se ocupan de tratar el aire que entra en el interior.  Son los que más se utilizan en la actualidad, ya que son más efectivos.

Cuando se tiene en cuenta la clase de local, existen tres sistemas de ventilación diferentes, son estos:

  • Domésticos: aquel que se encuentra en todo tipo de viviendas.
  • Terciarios: llamados también comerciales. Se instalan en locales que cuentan con una ocupación profesional, como hospitales, institutos, comercios, oficinas…
  • Industriales: aquellos que se colocan en fábricas y naves industriales.

¿Cuáles son los principales componentes de un sistema de ventilación de doble flujo?

Como decíamos en el apartado anterior, los sistemas de ventilación de doble flujo son los que más se utilizan en la actualidad por sus diferentes ventajas. Por eso, resulta interesante que conozcas cuáles son los principales componentes de un sistema de ventilación de esta clase:

  • Filtro. Es fundamental que el sistema de ventilación cuente con un filtro de aire que impida que entre polvo, suciedad o insectos en el interior. El tipo de filtro utilizado dependerá de la calidad del aire del exterior y también de la clase de aire que se quiera conseguir en el interior. En muchos casos también se filtra la extracción del aire.
  • Resistencias eléctricas, bombas de calor o baterías de agua caliente. Sirven para evitar que entre aire muy frío en el espacio interior. Además, se utilizan para calentar el aire que entra hasta que tenga una temperatura confortable.
  • Batería de enfriamiento. También puede ser necesario enfriar el aire que entra del exterior. Las baterías que se utilizan para tal fin pueden ser de agua fría o de expansión directa.
  • Recuperador de calor. Se trata del sistema para recuperar calor más eficaz teniendo en cuenta el gasto de energía. Lo que hace este método es transferir el calor del aire de extracción al aire de entrada, para conseguirlo se utiliza el consumo eléctrico solo de sus ventiladores. Con este sistema se logra recuperar hasta un 90 % del calor sensible presente en el aire de extracción.
  • Humidificadores o deshumidificadores. Consiguen tanto añadir como quitar humedad al aire que entra para lograr unos porcentajes más confortables.

Si quieres saber más sobre los principales componentes de un sistema de ventilación, ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.