Pintura antihumedad

Seguro que todos hemos escuchado alguna vez que la solución cuando aparecen manchas de humedad en las paredes o techos de nuestra casa la solución es pintar encima de ellas. Es más, durante mucho tiempo las aseguradoras se limitaban a ofrecer pintar encima de las marcas de condensación cuando se les avisaba de este problema en una finca de vecinos. Así es normal que se popularizaran las pinturas antihumedad, un producto que parecía ser mágico al vaticinar que era capaz de eliminar la humedad en el hogar. Pero, ¿es realmente así?

Si nos fijamos en lo que comentan algunos fabricantes de pinturas antihumedad, suelen afirmar que sus productos sí eliminan la humedad en ciertas circunstancias. De buenas a primeras, pintar sobre las manchas de humedad eliminará esas feas marcas, pero te aseguramos desde aquí que no se solventará el problema. Y si nos fijamos en la afirmación de que este tipo de pintura puede acabar con la humedad en las correctas circunstancias, eso significa cuando se ha eliminado el problema de raíz. Entonces sí que serían útiles.

Para entender por qué las pinturas antihumedad no son efectivas para eliminar este problema hemos de entender qué es la humedad. El exceso de vapor de agua en el aire es lo que nos genera una sensación diferente en nuestros cuerpos y que afecta a los edificios. Normalmente, las señales de una elevada humedad son las siguientes:

  • Las personas se resfrían con más facilidad y aparecen problemas respiratorios.
  • Se genera un olor molesto y específico.
  • Las temperaturas en verano son más calurosas y nos hacen sudar. En invierno, el frío cala en los huesos.
  • Algunos plásticos en casa se deterioran.
  • Las paredes y techos muestran manchas de moho.

Incorrectamente, se estima que dichas manchas de moho o de humedad son las causantes de la humedad, y que por eso el uso de una pintura antihumedad sería efectivo. Pero ciertamente no es así, las manchas de humedad son una consecuencia más y no un causante.

La humedad se origina por unas condiciones específicas de temperatura, que normalmente tienen que ver con la situación geográfica de un lugar en concreto. Las plantas que tengamos en casa, si tendemos la ropa en interiores, el uso del baño o de la cocina son acciones que también elevan la humedad en el hogar.

El problema de humedad se acentúa cuando no hay una correcta circulación del aire, ya que entonces la humedad se enquista en casa y aparecen las manchas en las paredes, los olores y las temperaturas muy molestas. En líneas generales, para eliminar la humedad lo más importante es lo siguiente:

  1. Minimizar los focos de creación de humedad. Eso incluye ventilar cuando se cocine o se use el baño, y evitar todo lo que genere vapor de agua como secar la ropa tendida dentro de casa.
  2. Renovar el aire en interiores. Si existe humedad y no existen soluciones de ventilación y las ventanas están cerradas, la humedad se vuelve algo difícil de combatir y es cuando se vuelve más peligroso.
  3. Si siempre hay una gran cantidad de vapor de agua en el aire debido a situaciones geográficas concretas, se pueden usar deshumidificadores.

Si nos dedicamos simplemente a pintar las manchas de humedad en las paredes solventaremos ese problema en concreto, el de la pared manchada de humedad. Pero no eliminaremos el foco del problema, que es el aire cargado de humedad sin circular. Sería como tener un pequeño pinchazo en la rueda del coche que hace que se desinfle muy poco a poco y optar simplemente por llenar de aire la rueda: al final el problema regresaría.

Muchas veces las manchas de humedad en una pared es por el exceso de vapor de agua en el aire al otro lado de la pared, donde puede haber un baño. Lo correcto en un ejemplo así sería eliminar la humedad de ese baño con un extractor.

 

¿Cuándo utilizar las pinturas antihumedad?

 

Podemos decir que las pinturas antihumedad son inútiles si lo que queremos es eliminar el problema de humedad que tenemos en casa, pero eso no significa que no tengan utilidad. Si, por ejemplo, dichas manchas de humedad proceden de un problema que ya se solventó podemos usar dicha pintura para eliminar esa consecuencia.

Igualmente, dicha pintura antihumedad tendrá un mayor efecto de protección frente al vapor de agua en el ambiente, lo que puede ser interesante. Pero lo que no logrará será eliminar el problema de humedad en las estancias de casa.

Para poder eliminar la humedad, en lugar de concentrarnos únicamente en el uso de pinturas antihumedad, lo que debemos hacer es optar por una mejor circulación del aire y evitar las fuentes que emitan vapor de agua al aire. Para ello, los sistemas de ventilación mecánicos son la mejor solución al poder lograr una verdadera renovación del aire, sobre todo extrayendo el aire cargado de humedad en los baños y en las cocinas.