normativa rite

¿Conoces las exigencias de la normativa RITE 2013 en materia de ventilación y calidad del aire en las salas de máquinas? En el presente artículo te explicamos los requerimientos del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

 

¿Qué es una sala de máquinas?

Una sala de máquinas es un recinto técnico en el cual se ubican equipos de generación (calor o frío), así como otros equipos complementarios de la instalación térmica del edificio, con una potencia que excede de los 70 kW.

 

Normativa RITE y ventilación de las salas de máquinas

Tal y como establece la normativa RITE, es obligatorio que las salas de máquinas dispongan de mecanismos para renovar el aire de los recintos. Esta ventilación obligatoria puede llevarse a cabo de manera natural, ya sea mediante conexión a orificios o a conductos, o de manera forzada, es decir, por medios mecánicos.

Tanto si se opta por una ventilación natural como por una ventilación mecánica, los orificios o rejillas han de estar separados, como mínimo, medio metro de cualquier abertura de ventilación situada en otro recinto diferente. Para impedir la obturación de las aberturas con objetos extraños, estas deberán protegerse para tal fin. En todo caso, queda terminantemente prohibido utilizar tomas de ventilación que conecten con otros recintos cerrados.

 

Ventilación mecánica

Si se opta por una ventilación mecánica, se deben cumplir con las siguientes exigencias:

• El caudal mínimo de ventilación, expresado en m³/h, que debe garantizar el ventilador de impulsión ha de ser el siguiente: 1,8 · PN + 10 · A (PN es la potencia nominal instalada, expresada en kW, y A es el área de la sala de máquinas, expresada en m2).

• El ventilador irá instalado en los quemadores, de forma que se active en el momento en que entre en funcionamiento uno de ellos y se detenga cuando ninguno de ellos esté funcionando.

• A fin de reducir la presión de la sala en relación a los recintos colindantes, debe disponerse de un conducto de evacuación de flujo de aire sobrante. Este conducto (construido con material ignífugo) se situará, como máximo, a 30 cm del techo y en el lado contrario de la ventilación inferior, para asegurar una ventilación cruzada. La medida mínima del conducto será 10·A, para garantizar que las sobrepresión no excede de los 20 Pa. El conducto debe, además, discurrir en sentido ascendente y sin orificios en todo su recorrido. Asimismo, su coronación y desembocadura deberán estar libres de obstáculos.

• El interruptor del sistema de ventilación mecánica del recinto técnico se ubicará lo más cerca posible de la puerta principal de acceso.

• Los detectores de fugas de gas deben accionar el sistema de interrupción de suministro de gas al recinto y el sistema de extracción del sistema de ventilación mecánica.

• En salas de máquinas de riesgo alto, el interruptor del sistema de ventilación se situará en el exterior del local, cerca de una de las entradas.

 

Funcionamiento del sistema de ventilación mecánica en las salas de máquinas

PUESTA EN MARCHA:

• Encender el ventilador

• A continuación, gracias un detector de flujo (o presostato), se ha de accionar un regulador temporizado que, antes de enviar la orden de encendido a la caldera, asegure el funcionamiento del sistema de ventilación.

• Poner en funcionamiento del generador de calor.

DETENCIÓN

• Detener el generador de calor

• Detener del regulador temporizado y el ventilador (tan solo en el momento en que todas las calderas del local se hayan detenido).

 

CTA - Normativa de ventilación