free cooling

¿Conoces qué es el free cooling? La Guía para el ahorro energético (documento reconocido por el RITE 2007) nos hace una aproximación al que es, sin duda, el mejor método para ahorrar energía. Se trata de un sistema gratuito de enfriamiento del aire que emplea aire del exterior (filtrado para eliminar impurezas) para refrigerar el interior de los recintos de un edificio (en lugar de hacer recircular el aire del retorno de los sistemas).

 

Utilización de un sistema free cooling

Además de un ahorro económico, el free cooling supone una mejora de la calidad del aire interior de los edificios, pues al emplear aire frío del exterior para disipar las cargas del interior de los recintos se incrementa el caudal de aire exterior. Si queremos beneficiarnos de este sistema de enfriamiento gratuito, los sistemas de climatización de los recintos han de ser sistemas también por aire. Además, las unidades de tratamiento de aire han de estar equipadas con los adecuados sistemas de compuertas, ventiladores y control, indispensables para poder realizar un apropiado control de la instalación. Un sistema free cooling ha de posibilitar, a través de un control adecuado, seleccionar las diferentes situaciones de cargas internas y climáticas que se pueden desarrollar, de manera que se pueda actuar sobre las compuertas de aire y los equipos. De esta manera, el aire de impulsión alcanzará unas condiciones higrotérmicas adecuadas con el menor coste de energía.

Durante el invierno la demanda principal de los edificios es la de calefacción; sin embargo, hay recintos cuyas características específicas (comercios, discotecas, bares y restaurantes, etc.) hacen que posean una elevada carga latente y sensible. Si las condiciones del aire exterior son las adecuadas (hablamos de un aire no contaminado en exceso), es posible utilizarlo para enfriar los recintos y evitar, de este modo, tener que poner en marcha un sistema de enfriamiento convencional por compresión mecánica.

 

Principio de funcionamiento

Si la entalpía del aire exterior (o la temperatura, según el sistema de control empleado) es menor que la entalpía o temperatura del aire del local, es más eficiente emplear aire exterior en lugar de hacer recircular aire de retorno del propio local (sistema de climatización convencional).

Existen tres tipos de sistemas, según el control utilizado, a saber:

  • De enfriamiento gratuito por control de entalpía puro.
  • De enfriamiento gratuito por control de temperatura seca.
  • De enfriamiento gratuito por control de entalpía mejorado.

¿De qué consta el dispositivo? Se compone de un sistema con tres compuertas de aire situadas de forma que la compuerta de aire de retorno se encuentra en serie con los ventiladores de aire tanto de retorno como de impulsión. Las otras dos compuertas, en cambio, se encuentran paralelas (la compuerta de expulsión se sitúa en el circuito del ventilador de retorno y la compuerta de aire exterior, en el circuito del ventilador de impulsión).

 

Aplicación en los sistemas de ventilación

Dado que las viviendas son cada vez más herméticas, es sumamente importante dotar a nuestro hogar de un adecuado sistema de ventilación. Se debe apostar por una ventilación eficiente, capaz de recuperar la energía, y que proporcione una renovación del calor excelente y un equilibrio acústico, térmico y aerólico.

La Ventilación Mecánica Controlada (VMC) Doble Flujo es un sistema de ventilación que garantiza la calidad del aire, mediante la extracción del aire viciado en las estancias húmedas (cocina, baños, aseos, lavaderos) y que, simultáneamente, asegura la insuflación de aire nuevo filtrado en las estancias secas (salón, comedor, dormitorios). Gracias al núcleo del recuperador se puede llegar a recuperar hasta el 95% de la energía del aire de expulsión. En verano, las versiones con by-pass utilizan el free cooling, pues dejan pasar aire fresco nocturno (filtrado previamente) para enfriar de forma natural la vivienda.

 

CTA - Rehabilitación eficiente