Envenenamiento por gas radón

El envenenamiento por gas radón es un riesgo real y muy presente en varias zonas de nuestro país. En cifras, alrededor de 1.500 personas mueren cada año por culpa de este dañino elemento gaseoso que se origina en las zonas inferiores de algunas casas en España. Como reconoce la Organización Mundial de la Salud, este peligro es el mayor causante de muertes por cáncer de pulmón solo por detrás del tabaco.

El mayor problema del gas radón es, dicen desde la OMS, que no es detectable de manera común. No tiene olor ni presencia visual, así que puede colarse en nuestras vidas sin darnos cuenta. Es necesario un detector o medidor para certificar el nivel que tenemos en nuestras casas de este veneno.

Hasta ahora, ha habido bastante desinformación frente a los peligros del gas radón, que puede ser letal en nuestros hogares, algo que hay que tener en cuenta sobre todo si estamos dentro del mapa del radón. Pero desde ahora la situación ha mejorado y desde el Gobierno se han de facilitar ayudas a los afectados y promover la información necesaria sobre este gas dañino para el ser humano.

En palabras de un afectado de contaminación en su casa por gas radón que contó su historia en prensa, él comenta cómo se dio cuenta al usar un medidor que tenía unos niveles de gas en su hogar diez veces superiores al límite máximo que fija la OMS. “Mi casa podía matarme”, afirmó.

Los datos de envenenamiento por gas radón son muy preocupantes, ya que hay un 40% más de muertes por este motivo que por accidentes de tráfico, cuando a este gas casi no se le había tenido en cuenta hasta ahora. Ha sido gracias a la Unión Europea -cuya investigación certificó el millar y medio de muertes anuales en nuestro país- que en España existe la obligatoriedad de combatir este veneno. Catedráticos españoles como Luis Quindós, de la Universidad de Cantabria y experto en radón, certifican esta visión del problema.

Sin embargo, ¿qué hacer si vives en una casa que puede matarte sin darte cuenta? ¿Significa eso que debamos de abandonar el lugar? No, porque todo puede solucionarse.

 

¿Cómo se padece el envenenamiento por gas radón?

 

Desde el mes pasado, tenemos una directiva europea que fuerza a las autoridades españolas a controlar y evaluar el nivel de gas radón tanto en hogares como en lugares públicos. Ahora mismo, el Gobierno ha de subvencionar las acciones que se realicen en las viviendas privadas para poder recortar la afectación en nuestras casas. El máximo admisible, según la directiva, es de 300 becquerelios.

¿Cómo actúa el envenenamiento por gas radón?

  1. El gas se origina en los sótanos de las viviendas afectadas. A partir de ahí, se filtra por grietas y otros espacios.
  2. Llega a nuestras estancias y se cuela en ellas. A partir de ahí, los afectados empiezan a respirar el gas radón.
  3. Puede pasar mucho tiempo hasta que los efectos se hagan presentes, y en ese momento los pulmones pueden estar muy afectados.
  4. Todo el envenenamiento por gas radón se produce de manera silenciosa y no detectable.

Ante esta situación, ¿qué debes saber para prepararte frente a un problema en tu hogar por presencia de este veneno?

  • Es realmente importante estar informado de los peligros que acechan en un hogar o recinto con la presencia de este gas. Lee acerca de ello, conoce tus derechos y solicita las ayudas que subvenciona el Gobierno. Por decreto de la UE, ahora mismo ha de subvencionarse una reducción del nivel de gas radón en las viviendas afectadas a 300 becquerelios o al menos al 50% del volumen de la situación cuando se detectó la presencia del gas.
  • Antes, durante y después de empezar un plan de choque contra el envenenamiento por gas radón te recomendamos que controles en todo momento el nivel de afectación de todas las estancias de tu vivienda. De manera profesional, con un medidor.
  • No basta con el test puntual. Si en tu vivienda se detecta la presencia de gas radón, lo más eficaz es medir en el tiempo el nivel de afectación. Se recomienda en periodos de 90 días de control. ¿Por qué? Más que nada, porque la presencia de este gas no es algo que se mantenga en un valor constante, sino que varía mucho dependiendo de las circunstancias. Por ejemplo, en invierno hay unos niveles mucho mayores.
  • El problema por gas radón se puede solucionar, pero ha de tratarse de manera firme y con contundencia. De igual forma, si quieres comprar una vivienda de segunda mano y está en una zona afectada por el mapa del radón, te conviene saber si existe presencia de este gas. No significa que sea una opción a desestimar en caso de que el test diera positivo, pero sí de tomar medidas contra ello.

Una de las maneras más eficientes de eliminar este problema y evitar el envenenamiento por gas radón es sin duda el uso de un sistema de ventilación mecánico. Al extraer el aire contaminado e introducir nuevo limpiamos el ambiente. Aun así, es un problema importante que ha de tratarse con profesionales para parar el escape y aparición del gas, puedes seguir nuestros consejos para reducir el nivel de gas radón.