casas sostenibles

El concepto de casas sostenibles aún puede parecer algo de futuro, pero quizás hoy en día no debería parecernos algo tan lejano. Si bien hace algunas décadas era común que las viviendas se construyeran sin tener en cuenta el medio ambiente o la eficiencia energética, en la actualidad la construcción solo puede mirar hacia un modo de producción mucho más sostenible.

Para entender si las casas sostenibles son algo del futuro o ya están aquí, hemos de analizar la normativa actual. En el Código Técnico de la Edificación han quedado claros muchos conceptos como la necesidad de contar con sistemas de ventilación mecánicos o por la apuesta por un mayor aislamiento térmico. Estos son conceptos que también estarán presentes en todo tipo de construcción sostenible, aunque no lo suficiente.

El mayor impulso de las viviendas sostenibles llegará en 2020 con la puesta en marcha de la norma europea de la Edificación de Consumo Casi Nulo. Mediante ella, se obligará a todas las construcciones privadas y públicas a cumplir diversos criterios de eficiencia energética, que permitan que las viviendas y bloques de oficinas no precisen de un consumo energético convencional.

La Edificacion de Consumo Casi Nulo está en paralelo junto a lo propuesto por las casas sostenibles, si bien este modelo constructivo centrado en la ecología va mucho más allá. Los hogares centrados en la sostenibilidad buscan ser mucho menos agresivos con el medio ambiente no solo en la generación de residuos o en el consumo energético, sino también en el impacto a la hora de ser construidos. Apuestan por los medios constructivos de cercanía y también por los materiales no contaminantes.

Las principales características de las casas sostenibles se basan en satisfacer las necesidades de quienes las habiten, en cualquier momento del año y sin importar donde se ubiquen, y a la vez sin poner en peligro el bienestar y el desarrollo de las generaciones futuras y del planeta. A nivel constructivo, podemos decir que son cumplen los siguientes pretextos:

  • Optimizan recursos y materiales mediante un plan específico de construcción y arquitectura.
  • Han de disminuir al máximo el consumo energético y apostar por la mayor eficiencia.
  • Las energías renovables son muy importantes en las casas sostenibles y han de promoverlas.
  • Los residuos han de ser los mínimos y no emitir más emisiones de las mínimas aceptables.
  • El mantenimiento y la funcionalidad de los edificios han de ser fáciles de seguir.
  • Han de mejorar la calidad de vida de quienes habiten los hogares sostenibles.

Podemos añadir un pretexto más que, en numerosas ocasiones se piensa que es al contrario: las casas sostenibles han de ser económicas de construir, además de poder mantenerlas con un mínimo. De nada sirve que un hogar sea ecológico si luego resulta mucho más caro. Las estrategias de los hogares sostenibles han de basarse en mejorar la calidad de vida de las personas y el mantenimiento del planeta. Y, para ello, es imprescindible que el beneficio económico no sea el objetivo principal del constructor.

 

¿Estamos realmente lejos de popularizar las casas sostenibles?

 

casas sostenibles

Las casas sostenibles son más fáciles hoy en día que nunca, en parte debido a los certificados energéticos que permiten a los constructores encontrar un camino para llevar a cabo proyectos de máxima eficiencia energética y mayor respeto por el medio ambiente. Los más populares son las iniciativas de BREAM, Passivhaus y LEED.

En realidad, siguiendo uno de estos certificados es posible contar con casas saludables y sostenibles, si bien en el caso de las reformas es más complejo. Tal y como explica el director de Breeam España, Óscar Martínez, “desde luego [que en casas sostenibles] donde es mucho más fácil es en obra nueva, planteándolo desde el proyecto. Hoy en día es inexcusable no hacerlo en cualquier promoción”.

La necesidad es real y, como dicen muchos dentro del sector, no plantear toda nueva construcción como sostenible es un error. Por eso, de cara a 2020 se espera que muchas de las construcciones que se levanten en España puedan ser declaradas sostenibles, debido a la obligatoriedad de la Edificación de Consumo Casi Nulo. ¿Qué diferencias podrá haber entre este tipo de edificios y los más puramente sostenibles? En realidad, todo lo que sea consumo energético y eficiencia debería ser lo mismo en un hogar puramente sostenible que en un Edificio de Consumo Casi Nulo.

Sin embargo, las casas sostenibles también han de apostar por la ecología durante el proyecto inicial y ante todo en su construcción. Y además se trata de ir más allá en relación a las energías renovables. Además de las populares placas solares o de la recogida de agua de la lluvia para fines sanitarios, es posible aprovechar el viento para secar la ropa en lugar de usar una secadora. Incluso hay iniciativas que cuentan con huertos biológicos en el terreno del hogar ecológico.