calidad ambiental

Debido a la actividad del ser humano, los niveles de CO2 en el aire han aumentado un 30% en los últimos dos siglos y medio. Si atendemos a los pronósticos, y no emprendemos medidas para evitar el deterioro de la calidad ambiental, este nivel de emisiones se verá duplicado en los próximas cinco décadas.

Para minimizar las emisiones de partículas contaminantes se hacen indispensables acciones en el sector energético como, por ejemplo, implementar las energías renovables, incrementar la eficiencia energética de las edificaciones y establecer un control de las instalaciones térmicas (calefacción y refrigeración).

 

Paquete de medidas tecnológicas

Se pueden aplicar una serie de medidas tecnológicas:

• Cambiar los procedimientos de producción y sustituirlos por otros menos contaminantes.

• Implantar válvulas EGR en los vehículos —para hacer recircular los gases emitidos y reducir, así, las emisiones de gases insalubres al entorno—, catalizadores y filtros de retención de partículas.

• Impulsar el empleo de biocarburantes.

Impulsar una modificación en los sistemas tradicionales de los sistemas de calefacción: potenciar el empleo de energías limpias y renovables, es decir, que emplee los recursos inextinguibles que ofrece la naturaleza (biomasa, energía solar y eólica).

Cabe recordar que la polución, además de impactar de manera negativa sobre el medio ambiente, la flora y la fauna, las edificaciones y todo el patrimonio cultural, tiene un efecto negativo en la salud las de las personas.

 

¿Sabes cómo certificar la calidad ambiental del aire interior de tu edificio?

La norma UNE que certifica la calidad del aire interior de tu edificio es la UNE 171330-2:2014, Calidad ambiental en interiores. Parte 2: Procedimientos de inspección de calidad ambiental interior.

La norma verifica que tanto las inspecciones de calidad del aire interior como los resultados se adecúan unos protocolos de actuación y a unas exigencias de calidad. ¿Qué beneficios aporta el certificado de calidad ambiental? Garantiza un ambiente de confort y bienestar a los ocupantes, evita el síndrome de “edificio enfermo” y mejora el ambiente de trabajo, con lo que se ve incrementada la productividad de la empresa y se ve reducido el absentismo laboral.

 

Plan de acción estatal

A nivel estatal, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, impulsa medidas de ahorro a través de su Plan de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética.

En el capítulo que hace mención a las medidas en edificación, el documento estipula que deben establecerse unas exigencias mínimas a los edificios de nueva construcción en cuanto a eficiencia energética se refiere. Dichas exigencias se introducirán ya desde la fase primigenia de concepción del proyecto aplicando la normativa vigente. En el caso de construcciones existentes, las medidas se aplicarían en aquellos sujetos a obras de rehabilitación. Además de inspecciones regulares de las instalaciones térmicas, también es obligatorio el certificado energético del edificio.

El paradigma de la sostenibilidad y la eficiencia energética en el sector de la construcción es la casa pasiva, es decir, aquella que emplea los recursos de la arquitectura bioclimática y consigue unos niveles de eficiencia energética muy superiores a los de la construcción convencional. Reduce al mínimo el gasto energético y consigue una temperatura de confort durante todo el año sin necesidad de sistemas de calefacción.

 

CTA - Eficiencia energética