calefaccion casera

Las casas pasivas, gracias a la incorporación de un sistema de ventilación eficiente, son el paradigma de la tendencia hacia la eliminación del sistema de climatización. En el presente artículo te explicamos cómo disfrutar de un sistema de refrigeración de bajo consumo y una calefacción casera eficientes sin renunciar al confort y el bienestar que tu familia necesita.

 

La Unión Europea y los ECCN

Los estándares Passivhaus exigen una demanda de calefacción y refrigeración que no exceda de 15 kwh/m2•a (con una potencia térmica instalada de unos 10w/m2). Ello obliga a replantearse el actual modelo de climatización de nuestros edificios, pues se basan en la temperatura seca del ambiente e ignoran un parámetro tan importante como es el confort de los usuarios. Para cumplir con las directrices de la Unión Europea, que promueven los Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN o NZEB, por sus siglas en inglés —Nearly Zero Energy Building), debemos potenciar el uso de los sistemas de ventilación eficientes en detrimento de los sistemas de calefacción convencionales.

 

Vídeo sobre las energías renovables y su impacto para alcanzar una calefacción casera de bajo consumo energético

 

Una calefacción casera eficiente

La mejor manera de dotar a tu vivienda de una calefacción casera eficiente y respetuosa con el medio ambiente es mediante la instalación de un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo. ¿Sabes cómo funciona? En un sistema VMC de doble flujo todo el proceso de renovación del aire se produce por medios mecánicos, tanto la admisión (aportación de aire fresco, limpio, libre de impurezas y con una humedad relativa adecuada) como la extracción (expulsión del aire viciado como consecuencia de la actividad humana en los recintos). Gracias a los recuperadores de calor de alta eficiencia de los equipos podemos llegar a recuperar hasta un 90% de la energía, ya que el aire se insufla a una temperatura de 21ºC, con lo que no es necesario un aporte extra de energía para calentarlo, y tampoco se está a merced de la temperatura del exterior.

 

Algunas observaciones del recuperador de calor

  • Para evitar pérdidas térmicas y la aparición de condensaciones, es necesario que los conductos estén debidamente aislados.
  • Si queremos que el sistema de ventilación actúe como un sistema de calefacción, debemos asegurarnos de que el tendido de conductos puede transportar aire a altas temperaturas (50ºC aprox.)

Cabe señalar que el rendimiento de un recuperador de energía depende tanto del caudal de aire como del salto térmico existente entre la temperatura exterior y la interior. De esta manera, la cantidad de energía recuperada es mayor cuanto más baja es la temperatura del exterior.

Dado que en verano la diferencia entre temperaturas es inferior (y, en consecuencia, también lo es la tasa de recuperación), es aconsejable instalar un by-pass en el recuperador de energía, de manera que sea posible regular el equipo para aprovechar mejor los efectos de la ventilación durante la noche (que es cuando la temperatura del aire del exterior es inferior a la temperatura del aire del interior).

Intercambiador tierra-aire

Inspirado en el “pozo canadiense” y en el “pozo provenzal”, un intercambiador tierra-aire es un conducto enterrado encargado de transportar aire (aire que sustituye al aire que entraría desde el exterior de una edificación hacia el interior). Mediante este sistema, el aire de renovación se atempera antes de insuflarse en el equipo de recuperación de energía, gracias al intercambio térmico con el terreno (cuya temperatura, al no estar sujeta a los cambios climáticos, es más estable que la del exterior).

 

Los sistemas de calefacción y de refrigeración convencionales, dada su elevada demanda energética, aumentan de manera considerable la huella ecológica que representa el parqué inmobiliario (la demanda energética de las familias representa más del 50% del gasto energético anual). Existen en la actualidad sistemas de ventilación eficientes que pueden ayudar a revertir esta situación, no esperemos a que sea demasiado tarde.

 

CTA - Rehabilitación eficiente