hs 3

C.T.E. HS 3. Calidad del aire interior

El Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico HS-3, establece las condiciones indispensables para garantizar la calidad del aire interior en los recintos. En primer lugar exige la utilización de sistemas de ventilación híbrida o mecánica descartando los sistemas de ventilación natural debido al escaso nivel de eficiencia energética que aporta, y a que su funcionamiento es intermitente. Generalmente está limitado por las condiciones exteriores de presión y temperatura. También se especifica el sentido de la circulación del aire en el interior. La renovación del aire debe hacerse desde los locales secos (salón y dormitorios) hasta los locales húmedos (cocinas y cuartos de baño).

 

Condicionantes en el diseño de un sistema de ventilación

Un sistema de ventilación debe reunir una serie de características que aseguren su correcto funcionamiento, entre ellas cabe destacar: el nivel sonoro de la instalación, el ahorro energético, el nivel de confort térmico proporcionado en cada local y el mantenimiento que la instalación va a requerir. El diseño de los conductos también es otro factor muy importante que va a condicionar su funcionamiento. El aire se ve afectado por una resistencia cuando pasa por los conductos y las piezas de unión como pueden ser los codos o los cambios de sección. El ventilador tendrá necesariamente que vencer esta resistencia o pérdida de carga que debe reducirse al máximo a través del diseño de la instalación. Para ello se deben tener en cuanta los siguientes aspectos:

  • Se deben utilizar el menor número posible de curvas, optimizando el trayecto de los conductos
  • Deben evitarse las curvas de 90º, siendo preferibles los giros a 45º
  • Las curvas deben ser rígidas y con un interior liso
  • En general debe favorecerse el uso de tubos rígidos cuya pérdida de carga es menor que en los tubos flexibles
  • Se deben evitar reducciones o aumentos bruscos en la sección de los conductos
  • Se deben evitar las ramificaciones de un conducto principal
  • En su lugar es preferible utilizar dos tramos individuales que acometan directamente al extractor o a las bocas de admisión

 

Sistemas de ventilación en edificios en altura

Cuando un sistema de ventilación va a ser instalado en un edificio con una determinada altura, son varios los factores que hay que tener en cuenta antes de que entre en funcionamiento: su correcta ubicación, los diámetros de los conductos, la estanqueidad al agua y el aislamiento acústico que evite que los ruidos se transmitan hacia los locales. En el caso de que el extractor sea individual, es decir que de servicio a una única zona o local, su salida se producirá directamente en el nivel de la cubierta. En el caso de que sea colectivo, es decir que da servicio a toda una planta o una zona muy amplia, el tubo de extracción estará conectado a un tubo vertical colectivo que debe calcularse a baja presión. En este caso es recomendable utilizar dispositivos anti-retorno y cortafuegos. También se deben emplear sistemas de amortiguación que eviten la transmisión de ruidos producidos por las vibraciones.

 

CTA - Normativa de ventilación