db hs

El Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico HS. “Salubridad”, establece las condiciones de higiene, salud y habitabilidad que deben cumplirse en cualquier edificio. Con este propósito este documento se divide en cinco capítulos o secciones.

 

1. Protección frente a la humedad

Se entiende por humedad a la cantidad de vapor de agua presente en el aire. Cuando el aire entra en contacto con una superficie fría, ese vapor de agua se condensa en forma de agua líquida. Este documento básico restringe la presencia de humedad en un edificio: “se limitará el riesgo previsible de presencia inadecuada de agua o humedad en el interior de los edificios y en sus cerramientos como consecuencia del agua procedente de precipitaciones atmosféricas, de escorrentías, del terreno o de condensaciones, disponiendo medios que impidan su penetración o, en su caso permitan su evacuación sin producción de daños”.

 

2. Recogida y evacuación de residuos

La gestión de los residuos generados durante el proceso de construcción de un edificio es un aspecto de vital importancia, tanto para la salud de las personas como para la protección del medioambiente. En este sentido el Código Técnico establece una serie de normas a cumplir: “los edificios dispondrán de espacios y medios para extraer los residuos ordinarios generados en ellos de forma acorde con el sistema público de recogida de tal forma que se facilite la adecuada separación en origen de dichos residuos, la recogida selectiva de los mismos y su posterior gestión”.

 

3. Calidad del aire interior

El aire del interior de los edificios tiene contaminantes que proceden de una excesiva presencia de humedad en el ambiente, la actividad metabólica de las personas o de componentes que se encuentran en los materiales de construcción y en el mobiliario. En ese sentido el Código Técnico exige que: “los edificios dispongan de medios para que sus recintos se puedan ventilar adecuadamente, eliminando los contaminantes que se produzcan de forma habitual durante el uso normal de los edificios, de forma que se aporte  un caudal suficiente de aire exterior y se garantice la extracción y expulsión del aire viciado por los contaminantes”.

 

4. Suministro de agua

La instalación para el suministro de agua potable y de agua caliente sanitaria (ACS) abarca un parte muy importante del proyecto constructivo de un edificio. Tal y como se señala en esta sección del Código Técnico: “los edificios dispondrán de medios adecuados para suministrar al equipamiento higiénico previsto agua apta para el consumo de forma sostenible, aportando caudales suficientes para su funcionamiento, sin alteración de las propiedades de aptitud para el consumo e impidiendo los posibles retornos que puedan contaminar la red, incorporando medios que permitan el ahorro y el control del agua”.

 

5. Evacuación de aguas

La evacuación de aguas residuales es un aspecto fundamental a la hora de proyectar y construir un edificio. Se debe prever una red se saneamiento que recoja las aguas sucias y de pluviales. En este sentido el Código Técnico especifica que: “los edificios dispondrán de medios adecuados para extraer las aguas residuales generadas en ellos de forma independiente o conjunta con las precipitaciones atmosféricas y con las escorrentías”.

 

CTA - Normativa de ventilación