ambiente interior

En el presente artículo analizaremos las exigencias de la normativas UNE en cuanto a los parámetros del ambiente interior que se deben considerar antes de diseñar un sistema de ventilación y cómo se debe evaluar el ambiente interior de las edificaciones (calidad del aire interior).

La norma UNE encargada de detallar qué criterios ambientales interiores influyen en la eficiencia energética de los edificios es la norma UNE-EN 15251. Dicha norma, detalla, además, la metodología que se debe seguir para evaluar, a largo plazo, el ambiente interior, así como los criterios para realizar las mediciones.

¿A qué tipo de edificaciones afecta la norma?

La norma UNE se aplica en aquellos edificios de carácter no industrial en los que las pautas para el ambiente interior se estipulan en base a la ocupación, es decir, edificios residenciales, de oficinas, hospitalarios, hoteleros y restaurantes, gimnasios y polideportivos, y tiendas y centros comerciales.

 

¿Cómo evaluar el ambiente interior?

Dado que las cargas de los edificios pueden cambiar dependiendo del espacio y del momento, puede que el sistema diseñado no sea capaz de cumplir con el objetivo para el que fue inicialmente diseñado (en todos los recintos del edificio y durante todas las horas), con lo que es indispensable calcular la actividad a largo plazo del ambiente interior. Dicha evaluación es imprescindible para señalar los factores climáticos (ambiente interior) en el certificado de eficiencia energética.

Pero ¿cuáles son los indicadores para calcular la actividad? La evaluación del ambiente interior de una edificación puede basarse en cuatro indicadores: de diseño, basados en los cálculos, basados en las mediciones o mediante evaluaciones subjetivas como son los cuestionarios.

Indicadores basados en el diseño

Para evaluar la categoría del ambiente interior de una edificación, se tienen en cuenta los factores ambientales interiores siguientes:

  • Criterios térmicos para la estación invernal
  • Criterios térmicos para la estación estival
  • Calidad del aire
  • Ventilación
  • Humedad
  • Iluminación
  • Ruido

Indicadores basados en los cálculos del ambiente interior

Para evaluar la categoría del ambiente interior de una edificación, se procede con un método basado en la simulación por ordenador para la evaluación térmica, de acuerdo con las Normas prEN 15265 y prEN 15255, mediante programas informáticos que permiten calcular varios indicadores del ambiente interior para diferentes objetivos.

Indicadores basados en las mediciones

La estimación de la calidad del aire interior y de la ventilación de la edificación se realizan a través de una muestra representativa tomada en las diferentes unidades en las que se trata el aire y en diferentes recintos del edificio. Hay dos métodos diferentes para llevar dicha evaluación a cabo: mediante el método de la ventilación y mediante el método de la calidad del aire.

El primero tiene en cuenta los caudales de aire medidos dentro de los conductos. El segundo evalúa la calidad del aire en aquellos edificios en los que la principal fuente de contaminación del aire proviene de las personas. Para ello, mide la concentración de dióxido de carbono, tanto cuando el edificio está ocupado en su totalidad como tomando muestras representativas del aire de un local o a través de mediciones de la concentración de dióxido de carbono presente en el aire que se expulsa a través de las bocas de extracción.

Cuestionarios

La reacción no objetiva de las personas que habitan los edificios se puede emplear de igual manera para llevar a cabo una evaluación del ambiente interior. En dichos cuestionarios (realizados con más o menos periodicidad) se deben preguntar cuestiones relacionadas con la aceptación general del ambiente interior, la sensación térmica de los ocupantes y la calidad de aire percibido por cada uno de ellos.

 

CTA - Eficiencia energética