ábaco psicrométrico

¿Sabes qué es un ábaco psicrométrico? ¿Conoces la relación entre la humedad relativa y el confort? En el presente artículo te avanzamos algunos conceptos.

 

¿Qué es un ábaco psicrométrico?

Un ábaco psicrométrico es una representación gráfica que permite conocer la vinculación entre la tasa de humedad relativa del aire, la temperatura seca y la tasa de vapor de agua por volumen de aire seco. Cabe recordar que el agua se puede encontrar en la atmósfera en tres estados: líquido, sólido y gaseoso. De entre ellos, el estado que predomina es el último. El aire, gracias al cual podemos ventilar y acondicionar nuestros ambientes interiores, está formado por una combinación de aire seco y vapor de agua.

 

Ábaco psicrométrico: una herramienta de medición

La ciencia que estudia las características térmicas del aire, cuando este presenta un cierto nivel de humedad, es la psicrometría. Esta disciplina estudia, de igual manera, su control, su evaluación y las consecuencias que este aire húmedo tiene sobre las personas que habitan los espacios, así como también sobre todos los elementos que constituyen dicho espacio, pues la humedad es una cualidad del aire que altera tanto sus cualidades físicas (las del propio aire) como las de las personas.

Si queremos prevenir problemas de salud, mantener los niveles de humedad relativa del aire dentro de los parámetros recomendados (en torno al 50%) es primordial. Existen en el mercado dispositivos capaces de medir la humedad relativa del aire: los psicrómetros. Estos aparatos disponen de dos termómetros: uno con un recipiente seco y otro con un velo impregnado de agua. El primero muestra la temperatura del aire; el segundo, dado que sufre un proceso de enfriamiento por la evaporación del agua, muestra una temperatura más baja que el primero. Gracias a estos dos valores, y a la relación entre la entalpía del aire (la proporción de energía que se intercambia con el entorno) y la de un punto húmedo, se puede saber la tasa de humedad relativa del aire.

 

Ventilación eficiente y saludable

Tal y como hemos mencionado antes, es de suma importancia controlar la tasa de humedad relativa de los espacios habitados. Una tasa por encima o por debajo de los límites recomendados influye de manera negativa en el confort, el bienestar y el estado de salud de las personas. Así, un aire excesivamente húmedo es el caldo de cultivo para la proliferación de hongos y ácaros. Un aire excesivamente seco causa, a su vez, sequedad e irritación de las mucosas.

La necesaria ventilación de los recintos para renovar el aire puede acarrear problemas de humedad si el sistema de ventilación empleado no es el adecuado. La ventilación tradicional (ventilación natural), además de mostrarse ineficiente (por motivos de horarios y de eficiencia energética no se pueden practicar las ventanas para ventilar todo lo que se debería) no cubre las necesidades de confort y bienestar. Esto es debido a que cuando ventilamos de esta manera, el aire que entra del exterior no es un aire tratado ni filtrado. Así, junto con el aire también incorporamos partículas (polvo, hollín…) y vapor de agua (pues el aire entra con las características higrométricas del exterior).

Una buena solución para garantizar que el aire insuflado a nuestros hogares es la instalación de un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo. Gracias a este sistema, podremos disfrutar de un aire interior de calidad independientemente de la tasa de humedad relativa que posea el aire exterior.

 

CTA - Eficiencia energética